Portada Puerto Montt TOP DE PUERTO MONTT CONDENA A AUTORES DE ESTAFA EN CONSTRUCCION DE...

TOP DE PUERTO MONTT CONDENA A AUTORES DE ESTAFA EN CONSTRUCCION DE VIVIENDAS

83
0

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Puerto Montt condenó a Gonzalo
Andrés Heck Chinchón y María Alejandra Moreno Paredes a 3 años y un día de
presidio, con el beneficio de la libertad vigilada intensiva por igual lapso, en calidad
de autores del delito consumado y reiterado de estafa. Ilícito perpetrado entre
diciembre de 2015 y junio de 2017, en la comuna.
En fallo unánime (causa rol 4-2020), el tribunal –integrado por los jueces
Francisco Javier del Campo Toledo (presidente), Rosario Cárdenas Carvajal
(redactora) y Rolando Díaz Coloma– aplicó, además, a Heck Chinchón y Moreno
Paredes las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos
políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos mientras dure la
condena; más el pago de una multa de 12 UTM cada uno.
En la causa, el tribunal acogió la circunstancia atenuante del artículo 11 N°6
del Código Penal, de irreprochable conducta anterior, “al tenor de lo expuesto por
las acusadoras, en cuanto coincidieron en que el comportamiento pretérito de los
encausados se encuentra libre de todo reproche penal, antecedente corroborado
con los extractos de filiación incorporados, lo que en este caso es suficiente para
dar lugar a lo solicitado”, consigna el fallo.
“CUMPLIENDO los requisitos legales los condenados Gonzalo Andrés Heck
Chinchón y María Alejandra Moreno Paredes, se les sustituirán las sanciones
corporales referidas en el numeral I precedente, por la libertad vigilada intensiva
por el mismo tiempo de las condenas, esto es, tres años y un día, debiendo
presentarse al Centro de Reinserción Social de Gendarmería de Chile más
cercano a su domicilio, y además, cumplir durante el período de control indicado,
con el plan de intervención individual que se apruebe en su oportunidad, y con las
condiciones establecidas en las letras a), b) y c) del artículo 17 de la ley 18.216”,
agrega la resolución.
En el aspecto civil, el tribunal acogió la demanda interpuesta por el abogado
Ignacio Herrera Mery en representación de Julia Andrea Sanz Valenzuela, en
contra de Gonzalo Andrés Heck Chinchón y María Alejandra Moreno Paredes,
“sólo en cuanto se les condena a pagar solidariamente a la actora la suma de
$18.480.000 por concepto de daño emergente y $1.000.000 por concepto de daño
moral, en sus calidades de autores de los hechos que el tribunal tuvo por
establecidos (…), rechazándola en lo demás”.

2
El tribunal dio por establecido, más allá de toda duda razonable, que
durante 2015 y 2016, a través de redes sociales y mediante difusión en su círculo
social, Heck Chinchón y Moreno Paredes, “sin detentar oficio o profesión
relacionada con el rubro de la construcción ni haber iniciado actividades en un giro
afín, con el propósito de defraudar a terceros, promocionaban la empresa
imaginaria de nombre ‘ECOENERGIA’, de la que ambos ostentaban ser titulares y
representantes, empresa que no se encontraba constituida legalmente,
aparentando seriedad, experiencia y solvencia. Con este engaño, contactaron
clientes y generaron confianza en las víctimas quienes contrataron con ellos e
hicieron pagos a fin de obtener sus servicios para la construcción de viviendas, en
circunstancias de que los acusados nunca tuvieron la intención de llevar a efecto
cabalmente dichos contratos, ni contaban con los medios materiales, humanos o
técnicos para la realización de los servicios prometidos, siendo su único propósito
defraudar a sus clientes, de la siguiente forma:
Con fecha 17 de noviembre de 2015, luego de reunirse Iván Francisco Pino
Ruiz con Heck Chinchón y Moreno Paredes y de mostrarle fotografías de otros
supuestos proyectos realizados por su empresa, contrató con los acusados la
construcción de una casa en un terreno de su propiedad en el sector Graneros de
Puerto Varas, suscribiendo el contrato respectivo en la notaría de Alvaro Gajardo
Casañas de la ciudad de Puerto Montt, entregando la víctima la suma de
$24.500.000. Las obras si bien fueron iniciadas, fueron deficientes y abandonadas,
sufriendo la víctima un perjuicio aproximado de $5.000.000”.
Asimismo, en noviembre de 2016, Eliana del Carmen Almonacid Barría se
reunió con los acusados y contrató la construcción de una cabaña en un terreno
de su propiedad en Ensenada, suscribiendo el contrato respectivo el 15 de
noviembre en la Notaría Sergio Elgueta Barrientos de Puerto Montt y entregando
la suma de $9.000.000. La construcción no se realizó, sufriendo la víctima un
perjuicio equivalente a la suma indicada.
En marzo de 2016, Andrés López Cordones se contactó con los acusados a
fin de encomendarles la construcción de una casa en Puerto Montt y luego de
discutir las especificaciones del proyecto fijaron el precio de la construcción, bajo
la modalidad de llave en mano, firmando en la notaría Álvaro Gajardo Casañas de
Puerto Montt los respectivos contratos, con fecha 28 de marzo y 23 de junio de
2016, entregando la cantidad acordada. Las obras comenzaron en abril de 2016 y
fueron abandonadas, sufriendo la víctima un perjuicio aproximado de $9.056.000.
En febrero de 2017, Cristián Gonzalo Carrillo Yantani contrató con los
acusados la construcción de una ampliación de su domicilio en la ciudad de
Purranque, luego de inspeccionar su domicilio y de mostrarle fotografías de otros
supuestos proyectos realizados por su empresa. El 1 de febrero de 2017
suscribieron contrato de construcción en la Notaría Lebby Barría Gutiérrez de
Puerto Montt, pagando la víctima la suma de $15.000.000. Las obras comenzaron
a fines de febrero de 2017, las que cesaron, sufriendo un perjuicio aproximado de
$9.000.000.

3
En enero del 2017, Julia Andrea Sanz Valenzuela, “en mérito de las
maniobras engañosas ya descritas efectuadas por los acusados y de que se le
mostraran fotografías de otros supuestos proyectos realizados por su empresa,
con el objeto de encomendarles la construcción de una casa en el sector de
Panitao bajo, celebró contrato el día 13 marzo de 2017 en la notaria de doña
Lebby Barría Gutiérrez de la ciudad de Puerto Montt, pagando la suma de
$20.300.000. A fines de febrero de 2017, comenzaron las obras. El día 21 de junio
de 2017 suscribieron nuevo contrato de construcción. Sanz Valenzuela entregó
además la suma de $2.800.000, no verificándose en definitiva la construcción del
inmueble como había sido acordado, sufriendo un perjuicio aproximado de
$18.480.000”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí