Portada Espectaculo & Cultura Jesús: el verdadero protagonista de la Navidad

Jesús: el verdadero protagonista de la Navidad

103
0

En el hemisferio sur los dí­as van haciéndose más largos y las noches más cortas. Nos acercamos al solsticio de verano, en el que la noche del 24 de diciembre -fecha que puede variar según los años- da paso al dí­a más largo del año. Mientras que, en el norte, empiezan entonces los días a hacerse más largos. Por eso desde la antigüedad clásica ese era el dí­a de la victoria del Sol, signo de luz y claridad, y, por analogí­a, de vida nueva.

Sin luz tropezamos y no se camina bien. Por eso, en el largo caminar del hombre sobre la tierra, hubo un momento que se vivió la victoria de la luz sobre las tinieblas: cuando nació quien es la Luz del mundo. Él, siendo Dios, se hizo uno de nosotros, para enseñarnos a vivir como hijos de Dios y mostrarnos el camino a la luz de la Verdad, que vivió de manera ejemplar. Ese es el 25 de diciembre, cuando celebramos la Navidad o Nacimiento del Hijo de Dios.

Por eso los pesebres son mucho más que algo romántico, pues expresan un acontecimiento histórico: que Dios se hizo uno de nosotros y tomó carne humana de Marí­a Virgen. Y por eso tiene sentido celebrar y alegrarse de nuevo con el que vino y viene a nuestro encuentro, porque nos ha traí­do la luz, y con eso, la posibilidad de descubrir el sentido último de la vida.

De ahí­ que sea importante celebrar la Navidad sin olvidar al invitado principal, el verdadero festejado y centro de la fiesta. Incluso los regalos y la celebración misma adquieren total sentido cuando son para Jesús o se ponen a su servicio. Las ofrendas para este Niño Dios pueden variar, pero las que más le gustan son la disposición interna de acogerle y de amarle a Él y a sus hermanos, nuestro prójimo.

Por eso, y porque este Dios hecho carne quiso nacer en el seno de una familia, la Navidad es una fiesta tan entrañablemente familiar. Cada familia que acoge y celebra al Niño compartiendo esa alegría con los demás, se asemeja a aquella que en un portal en Belén lo acunó en su regazo y lo envolvió en pañales.

Esther Gómez de Pedro
Directora Nacional de Formación e Identidad
Universidad Santo Tomás

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí