Portada Llanquihue Economía naranja: Las cuatro comunas de la Cuenca del Lago Llanquihue apuestan...

Economía naranja: Las cuatro comunas de la Cuenca del Lago Llanquihue apuestan por la reinvención

153
0

No hay duda de que el Lago Llanquihue y sus alrededores están grabados en el imaginario
colectivo por sus bellezas naturales. Y con justa razón: el característico tono azul de sus cielos,
la vasta extensión del lago y la constante vigilia de los volcanes Osorno y Calbuco, hacen del
paisaje natural del sector una postal que no deja indiferente a nadie.
Pero las cuatro comunas que habitan la Cuenca del Lago Llanquihue saben que son más que
una cara bonita, y es por eso que están apostando por un nuevo modelo de desarrollo
económico y social: uno en el que el valor no esté en lo material, sino en el contenido creativo;
Donde las ideas y el conocimiento añadan valor, y donde se potencie el trabajo de artistas,
cultores y productores locales.

Este nuevo modelo de desarrollo, conocido como Economía Naranja, apunta a salir del molde
convencional y comenzar a utilizar las ideas como materia prima para ofrecer bienes y
servicios. Industrias creativas como el cine, la música, la gastronomía y la artesanía cobran
especial relevancia en este modelo, pues se valen del talento y la creatividad como sus
principales insumos.
“El programa está basado en el territorio de la Cuenca del Lago Llanquihue, con sus cuatro
comunas, y genera una posibilidad muy concreta de levantar industrias vinculadas a la
creatividad humana, como son la gastronomía, la música, la cultura, por nombrar algunas”,
señaló Rodrigo Carrasco Arata, Director de Corfo Región de Los Lagos. “Hay muchas otras que
podrían desarrollarse y estamos seguros de que un polo territorial como la Cuenca del Lago

Llanquihue, donde hay diversidad de culturas y una historia muy rica, van a conformar este polo
de industrias creativas.”
A través del Programa Territorial Integrado (PTI) Destino Creativo Lago Llanquihue, apoyado
por Corfo, las comunas de Frutillar, Puerto Varas, Llanquihue y Puerto Octay, todas localidades
de fuerte atractivo turístico, buscan transicionar al desarrollo de una industria turística creativa,
en la que los visitantes tengan la posibilidad de vivir experiencias de participación activa. Que
puedan aprender y adquirir nuevos conocimientos relacionados con la cultura, las artes y el
patrimonio, a través del contacto directo con actores de la población local.
El programa forma parte del Creative Tourism Network, y busca posicionar a las cuatro
comunas de la Cuenca del Lago Llanquihue como el centro creativo en el sur de Chile,
potenciando las industrias de la música, la gastronomía, la artesanía y la producción
audiovisual. Por tratarse de un modelo que se centra en las personas, y por valerse de un recurso
prácticamente inagotable como la creatividad, la economía naranja es un modelo altamente
sustentable. Y es también un enfoque que cobra especial sentido en tiempos de pandemia: al
tratarse de servicios que se presentan en forma de talleres o experiencias, muchos de ellos
pueden realizarse en formatos favorables para los tiempos actuales, como pueden ser las
actividades online o los talleres en grupos pequeños.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí