Advierten riesgos por peticiones mineras cerca del lago Chapo en Puerto Montt


Su temor por los efectos ambientales, así como en la actividad turística, que provocaría una eventual actividad minera en las cercanías del lago Chapo, expuso el concejal de Puerto Montt Juan Carlos Cuitiño.El edil dijo que durante el último año existen 13 solicitudes de ese tipo para la zona, lo que consideró como una “gran amenaza para Puerto Montt”, ya que se trataría de concesiones tanto para exploración, como para explotación minera.A través de la agrupación Salvemos el Lago Chapo, dieron curso a un diagnóstico para establecer las condiciones ambientales de esa gran masa de agua, proceso en el que hace dos semanas pudieron descubrir esas peticiones.La información en tal sentido la obtuvieron del análisis territorial practicado mediante el Sistema de Información Geográfico (SIG) del Gobierno Regional de Los Lagos, georreferencias que dijo haber ratificado a través de registros del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).Cuitiño afirmó que gracias a esa información pudieron determinar que “hay propiedades mineras otorgadas en el sector de río Blanco y lago Chapo”, las que en caso de prosperar, “lamentablemente quedarían instaladas al lado de un parque nacional, con reservas naturales protegidas por el Estado de Chile”.Aunque esa actividad se produzca fuera del parque nacional, “genera una importante contaminación, ya sea por el paso camiones o por el material que se disemina en el aire, lo que causa un grave deterioro, tanto desde el punto de vista turístico, como en la calidad de vida de los lugareños”.El concejal y coordinador general del colectivo “Salvemos el Lago Chapo”, comentó que aunque se trata de una información preliminar, el Sernageomín “debería determinar en qué proceso están estas peticiones mineras”.Al respecto, desde esa repartición explicaron que las concesiones mineras se constituyen por resolución judicial, en un procedimiento voluntario y que “en ese sentido, Sernageomin no puede actuar, ni en favor ni en contra en el proceso de constitución de una concesión minera”.Al hacer presente esta situación, el diputado Alejandro Bernales no ocultó su sorpresa y consideró “inapropiado” esos pedimentos mineros, “en un lugar de interés turístico, emplazado en un parque nacional, donde hay una central hidroeléctrica. Se ha transformado en un sitio donde nadie tiene control de lo que pasa”.Por eso anunció que redoblará sus tareas fiscalizadoras y que solicitará informes oficiales sobre esas solicitudes, así como por la baja en los niveles del agua. “Con estas decisiones, en lugar de potenciarlo como lugar turístico, se hace lo contrario”, comentó Bernales.El concejal Cuitiño también anunció que acudirán “a todos los organismos que estén disponibles para evitar que suceda, en un tiempo más, la explotación minera” y que partirán por exponer el tema ante el Concejo Municipal, en el que preside la Comisión de Medio Ambiente.